Bienvenid@ a mi mundo !
Me fascinan las puertas. Las hay grandes, pequeñas, de madera, cristal, acorazadas, blindadas, de metal o caña...
Todas tienen su encanto y todas su importancia. 
Una puerta es el paso a algo que está detrás, conocido o desconocido. Historias y seres que viven tras ella, la puerta se cierra o nos invita a pasar.
Puertas que se abren, puertas que se cierran, como en la vida.
Unas veces encontramos puertas fáciles de abrir y otras... infranqueables.
Me encantan las puertas!!!




Cuándo estoy frente a una bonita puerta, me gusta tocarla. Imaginar las historias que han acontecido tras ella y sentirlas en mi piel de algún modo. 
Para mí ha sido una sorpresa encontrarme por casualidad a "Mari Chaves " y su historia.  A "Mari Chaves" y su puerta.




En el Museo de Bellas Artes de Murcia ( MUBAM ) se encuentra esta bellísima puerta tan especial.
Imposible no pararse a mirarla y no rendirse a sus encantos.
Es una obra de arte fechada en el siglo XVI.
Puerta de madera tallada, 2 hojas que giran sobre goznes. Estilo renacentista. Figuras de animales, monstruos, motivos vegetales, dragones, bufones, sátiros... Tallados en los cuarterones de la puerta.
Iconografía que mezcla lo onírico con lo mundano, lo animal con lo vegetal, lo humano y lo divino...




Sabemos que esta era la puerta de la casa de "Mari Chaves", situada en la ciudad de Murcia en el siglo XVIII, en algún lugar entre lo que hoy sería la Calle Santa Catalina y Platería.
Mari Chaves, una mujer de origen portugués, cuyo nombre completo era María Gómez Chaves, se dedicaba a vender tabaco ( estanquera ), aunque esta no era su única ocupación.




Le gustaba recibir en su casa a clientes deseosos de que leyese su futuro, su suerte, les echase las cartas, los conectase con el más allá.
"Mari Chaves", además de estanquera, era pitonisa de puertas adentro, en la Murcia del Cardenal Belluga.
Este mundo esotérico no estaba bien visto en tiempos de la Santa Inquisición y mucho menos en Murcia, dónde el Tribunal del Santo Oficio era uno de los más temidos.




Se hizo famosa la coplilla: " Cuatro cosas tiene Murcia y de tres me libre Dios: el hospital, la cárcel y la Santa Inquisición". 
La dureza de los procesos y ejecuciones en masa que se produjeron en Murcia  en esta época adquirieron fama...




La pitonisa "Mari Chaves " fue acusada por la Santa Inquisición de "blasfema, impenitente, pertinaz y relapsa", o sea, reincidente en pecado y herejía.
Como es fácil imaginar, fue condenada y ajusticiada en la hoguera por bruja en noviembre de 1724.





Su hermano Melo, boticario de profesión, también fue acusado de hereje y tras padecer insoportables torturas durante el proceso, finalmente le fue perdonada la vida.
Era común que se condujese al acusado por las calles para lucir su "sambenito" y en este "momento paseo" del infeliz Melo, alguien arrojó una horca a su cuello.
Melo pensó que iba a morir y antes de hacerlo confesó su fe judía, con lo que el proceso se repitió y esta vez sí fue condenado a morir como su hermana en la hoguera.




La puerta de la casa de la pitonisa "Mari Chaves" hoy en día pertenece al Museo de Bellas Artes de Murcia y allí está expuesta en un lugar privilegiado.
Imposible no reparar en ella, por su belleza deslumbrante,
Imposible, tras descubrirla, no desear profundizar en la personalidad de la pitonisa Mari Chaves.




Imaginamos todas las historias y momentos de peligro y temor a ser descubiertos vividos tras la "puerta de Mari Chaves".
Es bonito recrear un momento histórico, investigar, conocer datos... Eso nos hace más sabios y alimenta nuestra persona.
Conocer la historia nos hace valorar el presente, lo que tenemos.




Y, por supuesto, agradecer la evolución del ser humano a un momento histórico dónde se supone que somos libres para elegir nuestra religión, ocupación, tendencia sexual o "modus vivendi".
Que en la práctica esto sea una utopía... Eso es ya otro cantar. 
Triste que alguien tenga que sufrir tormento por sentirse distinto...,. Triste y real.
En algún aspecto y en muchos lugares, estamos como tras la "Puerta de Mari Chaves", para mí un símbolo.
Personajes o personajillos. La realidad siempre supera a la ficción. Todos conocemos a alguno de estos seres especiales que podemos encuadrar dentro de la categoría "personaje" ... 
Se podría hacer un libro con cientos de pequeñas historias de toda índole, absolutamente reales y que responden a guiones de película. Lo creo firmemente, la realidad siempre siempre supera a la ficción.
Hay pequeñas historias de personajes que rodean mi vida cotidiana que me resultan absolutamente fascinantes. Por atrevidos, o por osados, por mediocres, o por bandidos, por hacer de su capa un sayo, o por valientes, o por sinvergüenzas, por inmaduros hasta extremos insospechados, o por brillantes.... 





Al fin y al cabo, todos somos personajes, al menos en algún momento de nuestras vidas... A que sí??? Yo, la primera, y no soy nadie para juzgar. Pero sí me tomo la licencia, sin ofender a nadie, de contar historias que conozco de buena mano y en algún momento me han sacado una sonrisa, una exclamación o han ocupado parte de mi tiempo.




Onofre es todo un personaje.
Su principal ocupación es trabajar como camarero en un pequeño bar de comida casera en una ciudad de provincias.
Complexión gruesa, callado, nunca esboza ni un atisbo de sonrisa, con poco o ningún don de gentes, lo cual le hace totalmente inadecuado para la profesión que desempeña.
Fumador empedernido y gran observador, jamás ofrece a sus clientes nada que no sea su ceño fruncido y su oronda presencia que pretende pasar desapercibida sin conseguirlo.
Cuesta entender que una persona con lamparones en su camisa de lunes a viernes  y ese hermetismo casi antisocial, siga manteniendo su puesto de trabajo año tras año, verano tras verano, primavera tras primavera...




En ocasiones, lo que vemos a simple vista de las personas, nos da una imagen que no corresponde a la realidad.
Y Onofre, es un claro ejemplo de esta regla.
Soltero y a cargo de sus padres ancianos, nuestro "personaje"es una persona con mucha vida interior. 
Amante del teatro y la ópera, de la novela negra. Coleccionista de micrófonos y altavoces de toda época y colorido.
Lo imagino en su casa escuchando "La Traviata" a todo trapo sosteniendo entre sus manos alguno de los micrófonos que colecciona e imaginándose sobre un escenario ante cientos de personas.... Cuándo su realidad es la de un camarero incapaz de recitar de memoria el menú del día ante sus clientes... No porque no sepa, sino por su timidez casi enfemiza que hace que se ponga colorado cada vez que debe saludar.




Onofre es un gran observador. Conoce al dedillo a todos y cada uno de los que a diario pasamos por delante del local dónde trabaja. Sabe quién es Carmen, Mariano, Susana, Mariluz, Rafa, Javi o Manolo. 
Sabe a qué nos dedicamos, a qué hora salimos a comprar, cuántos hijos tenemos, si vamos en moto o andando y, por supuesto, la marca de cerveza que cada uno preferimos y lo que nos gusta comer.
Apoyado en el quicio de la puerta, con su cirrarro entre los dedos y, sin que se note mucho, se fija en todos y cada uno de los que poblamos su "universo" sin perder detalle. Estoy segura de que puede hacer un croquis sobre papel de horario y vida de cada uno de nosotros, con quién entramos y con quién salimos...
Onofre, todo un personaje!!!




Alguna mañana lo he visto llegar a su trabajo, siempre puntual, eso sí. Se cambia de acera para no tener que saludar. Procurando no cruzarse con nadie conocido, camina despacio con su cigarro entre las manos siempre mirando a ningún sitio.
Da igual que llueva o haga sol, que sea Navidad o que el Real Madrid gane la liga... Onofre no cambia su expresión ni de día ni de noche, ni con la terraza abarrotada de gente deseosa de aperitivo y tapa, ni en los momentos más tranquilos... Su expresión nunca se altera, no muestra signos de alegría o tristeza.




Pero qué se esconde detrás de Onofre? ¿Es tan frío y antisocial como parece?...
Temo que no.
Hubo un día en que Onofre era el "rey" de las pistas de baile. 
En sus años mozos era el primero en apuntarse al Karaoke y el último en recogerse en las noches de fiesta y alcohol.
Adicto a las camisas de vivos colores, flores y palmeras, engominaba cuidadosamente sus rizos rubios peinados hacia atrás y esbozaba una atractiva sonrisa de medio lado completando su "uniforme de fiesta" con gafas Raiban modelo aviador.




Años de prosperidad en los que trabajaba vendiendo lavadoras, secadoras y frigoríficos a comisión y disponía del dinero suficiente para cultivar sus mayores aficciones al salir del trabajo, el teatro y la ópera.
Dinero en la billetera para invitar a sus amigos a rondas de "cubalibres" y "Marlboros" hasta altas horas de la madrugada. No había sarao en el que Onofre y sus amigos para la juerga y alcohol no estuviesen presentes. 




Pero todo tiene un principio y también un final. Por mucho que calculemos y planeemos nuestra vida y futuro, ya se encarga el destino o el azar de tirar por tierra nuestros planes...
Onofre no contaba con el "factor azar".
Una tarde de Mayo, a punto de cerrar, Ascensión apareció en la vida y universo de Onofre, cambiándolo todo para siempre. 
Fue un flechazo. El tipo duro y juerguista a la vez amante de ópera y el teatro, quedó prendado de la delicada y frágil presencia de Ascensión.




Rubia, de ojos grandes y verdes, aspecto frágil y paliducho, manos y piernas largas, sonrisa cautivadora, culta, amante de la lectura, arte y la literatura...
Ascensión y Onofre conectaron.
Esa conexión invisible pero real y difícil de explicar, que no responde a reglas lógicas ni predeterminadas y cambia el destino de dos personas para siempre ... En un minuto.
El resultado de este encuentro producto del azar fue que Onofre, al cabo de unos meses, cambió de ciudad tras los pasos de Ascensión.





La historia de Onofre y Ascensión pasó a ser una más. A engrosar la lista de amores no correspondidos, de decepciones, de fracasos, de cuentos de amor fallidos.
Onofre lo abandonó todo, dejó su mundo por amor, su trabajo, su familia, su círculo de amigos y su vida y se embarcó en un puerto sin destino final escrito. 
Saltó al vacío sin red y... salió mal.
Ascensión dejó plantado a Onofre y aquel hombretón de aspecto duro, con originales aficciones para alguien con su formación, se encontró perdido en medio de un desierto, humillado, decepcionado, no encajó bien su derrota...






Nunca consiguió remontar su antigua vida de vendedor de lavadoras y neveras. Olvidó a sus amigos compañeros de juergas nocturnas, aquellos con los que llegó a fingir un infarto para burlar un control policial, los que lo buscaban porque no había fiesta si Onofre no ponía su nota de color...
Se convirtió en una sombra, en el vivo retrato del hombre humillado por el abandono, que no consigue asimilar que unas veces se pierde y otras se gana.
Que la vida son montañas y no sólo valles...
Onofre vive entregado al cuidado de sus padres ancianos, al coleccionismo y a sus antiguas aficciones. Ha roto con el mundo y los humanos. No confía en nada ni en nadie ni regala su sonrisa porque no puede regalar algo que no tiene.






Hace muchos años Ascensión se la llevó cuándo lo dejó para irse con otra. Orgullo herido, abatimiento, decepción, incredulidad.
En cierto modo Onofre se defendió del mundo como pudo. No quiso ser el hazmerreir de nadie y se colocó una coraza impenetrable que nada ni nadie logró derribar con el paso del tiempo.
Cerró una puerta que nadié abrirá jamás, estoy segura.
Sólo él sabe los sentimientos y sensaciones que viven en su interior. Sólo él sabe sus por qués.
Onofre. Un personaje!!!
¿Nunca habéis sentido la tentación de escribir un mensaje en una botella y tirarlo al mar?
Escribir algo importante para vosotros, meterlo en una botella, taparla cuidadosamente y tirarla al mar.
Después sentaros a ver cómo la botella se aleja de la costa lentamente, mar adentro...




Debo confesar que yo he caído en esa tentación.




Meter un mensaje en una botella es como encerrar un sentimiento en un pequeño cofre y darle alas para que vuele.
Algo que no puedes o no quieres contar y vaciar tu alma de algún modo.




Quizás esa botella llegue a algún puerto, a alguna orilla o playa y... también quizás, alguien abra esa botella y lea nuestro mensaje.
Qué complicada es la vida a veces!! Cuántas vueltas inesperadas da!!Cuántos sentimientos encontrados que deben quedarse encerrados!! Sólo pueden salir en una botella navegando mar adentro...




Ese sentimiento, esa historia que todos guardamos y a nadie queremos contar, deja de ser sólo nuestra.
Lo que contamos o compartimos con otro deja de ser nuestro. De algún modo deja de pertenecernos si lo compartimos.
Quizás es un alivio, o quizás no.




Siempre he pensado qué sentirá aquel que encuentre en la orilla esa botella por casualidad y lea lo que alguien en algún lugar lejano o cercano ha escrito al abrigo del anonimato...
Alguien al que no conoce y del que nada sabe.




En esa botella caben mensajes desesperados, mensajes de amor, de súplica, de ruego, de agradecimiento, de esperanza...
Mil historias alrededor de un mensaje. Algo importante que se guarda en el corazón de una botella de cristal.




Pienso que sólo siente esa necesidad o impulso una persona especial, con mucha vida interior.
Con una necesidad de comunicar algo que trasciende a lo que se llama "común" o vulgar".
Alguien discreto, que no cubre sus necesidades de comunicación con personas de carne y hueso.
Alguien romántico, en el más amplio sentido de la palabra.
Alguien de gustos clásicos. Amante de la lectura y escritura, consciente de la debilidad y fragilidad del ser humano.
Alguien que ha descubierto con decepción que pocos seres humano gozan de la empatía suficiente para guardar lo que otro cuenta sin hacer alarde, haciéndolo suyo y sabiendo callar en tiempo y forma. Eso es fidelidad e integridad y no se lleva. 



Un buen día sentí la necesidad de meter un mensaje en una botella, taparla cuidadosamente y tirarla al mar. Me senté en la orilla a ver cómo navegaba y se alejaba y esa botella se hundió... Algo debí hacer mal. Esa botella reposa en el fondo de la ría de Vigo y allí guarda mis sentimientos y mis historias. Lo que en ese momento ocupaba mi vida y aquel día quise escribir y mandar lejos en el interior de una botella...
De eso hace... Mucho tiempo.


¿Por qué lloramos al picar cebollas y cómo evitarlo?
Las cebollas poseen unas enzimas llamadas alinasas que contienen azufre, componente muy volátil.
Al picar la cebolla se libera y llega a nuestras fosas nasales y a nuestros ojos. Al entrar en contacto con la humedad de los ojos se genera ácido sulfúrico, fuertemente irritante, por lo que se produce lagrimeo para proteger a los ojos de estos componentes irritantes.
El mejor truco para evitar el lagrimeo excesivo es enfriar la cebolla al menos media hora antes de ser cortada, con lo que reduciremos la emisión de los componente volátiles irritantes. Además, si utilizamos un cuchillo adecuado que esté muy bien afilado y practicamos un corte limpio, sin aplastar la pulpa, conseguiremos reducir al máximo las emisiones irritantes.




¿Por qué no es conveniente reutilizar las botellas de agua de plástico?
Estas botellas han sido diseñadas para un solo uso y aunque no nos vamos a poner enfermos por reutilizarlas rellenándolas un par de veces, no resulta una práctica demasiado recomendable.
La cantidad de materiales perjudiciales que el plástico libera sobre todo por efecto del calor no alcanza los límites para ser considerada perjudicial para nuestra salud, según los expertos, pero aún así en algunos países el "Bisfenol- A" ya se ha prohibido en materiales como biberones infantiles, etc... En todo caso, aún sin provocarnos la ingestión de estos compuestos en niveles peligrosos... saludable no es.
El mayor peligro de la reutilización de dichas botellas es la facilidad que tienen para contaminarse con hongos, bacterias y otros microorganismos que encuentran el lugar perfecto para proliferar en estos envases, mucho menos saludables que el cristal o metal.
Solución: procurar no rellenar las botellas o hacerlo un par de veces y desechar. Y, si reutilizamos, lavarlas bien antes de rellenar con jabón suave y agua templada, procurando aclararlas muy bien.






¿Por qué es aconsejable cambiar a menudo el aceite de freír?
Debido a las altas temepraturas que se alcanzan al freír, entre 180º y 200º, los triglicéridos que contiene el aceite reaccionan con las moléculas de agua de los alimentos dando lugar a ácidos grasos libres y glicerol, produciéndose humareda en la sartén y olor y sabor desagradables.
Si continuamos reutilizando ese aceite sucesivamente, el glicerol acaba por convertirse en acroleína, sustancia altamente irritante. cuánto más se utilice, más alta será la concentración de sustancias nocivas y de olor y sabor desagradables.



Cuestión de huevos.

¿Por qué unos huevos son blancos y otros morenos y por qué los huevos de granja son más lustrosos y brillantes que los caseros? Que unos huevos sean blancos y otros morenos no depende ni más ni menos que de la genética de la gallina. Cuestión de genes. Hay gallinas blancas y gallinas marrones y el valor nutritivo de ambos huevos es idéntico, no depende del color.
En las granjas se aplica una capa de aceite protector especial a los huevos que crea una capa brillante y disminuye la porosidad de la cáscara, lo que disminuye la posibilidad de que entren microorganismos.


¿Por qué en las tiendas y supermercados los huevos están a temperatura ambiente y sin embargo al llegar a nuestras casas lo correcto es conservarlos en frío?  Los huevos son muy sensibles a los cambios de temperatura y si estuviesen en neveras en tiendas y supermercados, la condensación que se forma en el interior de las cáscara del huevo, luego sometida al cambio de temperatura durante el transporte hasta las casa, no haría sino aumentar las posibilidades de la proliferación de microorganismos. La cáscara es muy porosa. Lo correcto es conservar los huevos en frío en cuánto lleguemos a casa entre 1º y 10 º.




¿Cómo saber si el huevo está fresco? La fecha de envasado y de consumo recomendado figura en el envase y en cada huevo. Aún así, lo más cómodo si tenemos duda en introducir el huevo en un vaso de agua. Si se hunde, fresco. Si queda a media altura, menos fresco, aunque correcto. Si flota, debemos desecharlo, ya que la cámara de aire que hay en el interior de cada huevo se ha hecho más grande por el paso de los días y actúa de flotador. Ese huevo ha sido puesto y envasado hace.... demasiado tiempo.

¿Debemos lavar los huevos antes de consumirlos?  Al comprar los huevos debemos observar que la cáscara no presente roturas ni fisuras que facilitarían la entrada de gérmenes patógenos.
Nunca lavarlos antes de su almacenamiento, ya que facilitaríamos la entrada de microorganismos pero sí es recomendable lavarlos muy bien justo antes de su consumo y secarlos perfectamente con papel de cocina, cuidando de tener mucha higiene con manos y recipientes.






¿Cómo debemos limpiar el microondas?
Un truco casero infalible para mantener el microondas tan reluciente como el primer día y evitar que si ponemos la función grill empiece a desprender olores y humos debido a que las salpicaduras se queman y dan fuerte olor es... Bien sencillo y económico.
De vez en cuándo pasaremos una bayeta húmeda para eliminar las salpicaduras lo antes posible. y al menos una vez a la semana, lavaremos el plato giratorio con agua y lavavajillas y meteremos en el interior del aparato un cuenco con agua y un limón partido a la mitad. Programaremos 4 minutos y al terminar, observaremos que simplemente con pasar una bayeta húmeda y luego secar con papel de cocina el microondas queda reluciente y con suave perfume a limón.




¿Cuándo debemos tomar las 5 piezas de fruta que recomiendan los expertos en salud y nutrición?
La fruta es un alimento maravilloso y beneficioso para nuestra salud por su contenido en vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y agua, pero la fructosa que contiene (azúcar natural de liberación lenta) entorpece la digestión y hace que las proteínas e hidratos de carbono se asimilen más lentamente, o sea, ralentiza la digestión, por lo que si la tomamos después de las comidas notaremos sensación de hinchazón, gases y pesadez de estómago.
El mejor momento para tomar fruta es el desayuno, merienda o entre horas, nunca de postre.





¿Cómo se elabora la cerveza sin alcohol?
Existen diversos métodos para elaborar la cerveza sin alcohol, aquella que contiene una cantidad de alcohol nunca superior al 1%. Los productores mantienen el método que utilizan como "secreto industrial".
Los métodos básicamente son:
- Controlar la fermentación, para evitar que todos los azúcares que contiene el mosto se conviertan en etanol. Luego se esteriliza para evitar el ataque de microorganismos.
- Ósmosis inversa, en el que se emplea una membrana a través de la cual se hace pasar la cerveza, a la que se le aplica determinada presión, por lo que no pasan algunos componentes debido a su peso molecular.





- Proceso de rectificación del alcohol, es un proceso térmico que hace que el alcohol de evapore sin afectar demasiado al aroma y sabor de la cerveza.
- Utilización de levaduras especiales de fermentación más larga, con lo que se consigue que sólo una parte de los azúcares se transformen en alcohol.
- Evaporación, en el que se somete la cerveza a un a temperatura similar a la del líquido que se pretende evaporar.
En todo caso, en la mayoría de estos procesos de eliminación del alcohol, también se eliminan diferentes componentes que aportan sabor y aroma a la cerveza. Pero, eso sí, se elimina la mayor parte del alcohol.




Agua con limón en ayunas. ¿Por qué?
Hace bastante tiempo que muchas personas han incorporado a sus hábitos de vida saludable la costumbre de beber agua templada con limón en ayunas. ¿Sirve para algo? ¿Realamente nos beneficia?
La respuesta de los expertos es clara. No es la panacea para curar todos los males del cuerpo pero sí resulta uno de los hábitos de salud que todos deberíamos incorporar a nuestra rutina de vida saludable.
-Resulta fácil de preparar y muy económico.
- Nos aporta grandes cantidades de vitamina C, antioxidantes que previenen el envejecimiento  y favorecen la producción de colágeno, esencial para mantener nuestra piel elástica y luminosa.




- Ayuda a eliminar toxinas del hígado, riñones, intestino... Combatiendo además el estreñimiento.
- Favorece la eliminación de líquidos, con lo que nos ayuda a perder peso y mantenernos saludables.
- Alcaliniza el cuerpo, equilibrando su Ph.
-Fortalece nuestro sistema inmunológico y nos ayuda a prevenir enfermedades.
Los beneficios, según los expertos, son innumerables, por lo cual todos deberíamos adoptar el hábito de prepararnos un vasito de agua templada a la que añadiremos el zumo de medio limón y tomarla antes del desayuno.
No hay mejor manera de empezar el día. Vitamina C, hidratación y salud modo on.



"Siempre hago lo mismo y luego me arrepiento tanto, 
Una y otra vez siempre me lo voy callando.
Luego llego a casa y siempre acabo imaginando que hubiera pasado, 
intento disimular y no sé a quién engaño.




Siempre hago lo mismo y luego me arrepiento tanto,
una y otra vez siempre me lo voy callando.
Llámame cobarde, llámalo como tú quieras que hubiera pasado,
si fuera capaz de hablarte como yo quisiera.




Lo intento, me pongo frente al espejo y te cuento,
todo lo que tengo metido aquí dentro,
que apenas me deja ni un hueco para respirar.




Lo intento y no es tan difícil decir lo que siento,
hasta que se acerca despacio tu cuerpo
 y apenas me deja ni un hueco para respirar."




"Siempre hago lo mismo y luego me arrepiento tanto, 
Una y otra vez siempre me lo voy callando.
Luego llego a casa y siempre acabo imaginando que hubiera pasado, 
intento disimular y no sé a quién engaño.




Lo intento, me pongo frente al espejo y te cuento,
todo lo que tengo metido aquí dentro,
que apenas me deja ni un hueco para respirar.




Lo intento y no es tan difícil decir lo que siento,
hasta que se acerca despacio tu cuerpo
 y apenas me deja ni un hueco para respirar."




"Lo intento" (Conchita).



Me declaro absolutamente admiradora del movimiento gastronómico denominado "Mood Food", nacido en Japón hace algo más de una década y cuyo principal valedor en España es el sociólogo, divulgador científico y gastronómico Miguel Ángel Almodovar ( "La Cocina de La felicidad"- Mood Food ).
Si no lo habéis hecho ya, os recomiendo que echéis un vistazo a esta tendencia que trae la felicidad a nuestra vida a través de la dieta. Razones científicas la avalan y la pura lógica la preside.





Esta tendencia gastronómica llamada "Mood Food" nació en japón, como decimos, hace algo más de una década y se basa en la certeza científicamente demostrada de la influencia de los alimentos en nuestro bienestar emocional además de físico. 
Desde siempre sabemos que "somos lo que comemos", no es nada nuevo, pero hoy tenemos los suficientes conocimientos científicos para asegurar que los nutrientes que poseen muchos alimentos influyen de manera decisiva en nuestro estado de ánimo y bienestar personal.






A veces utilizamos la comida para aliviar nuestro estrés, nuestras emociones negativas. Nos damos el atracón de helado o de pizza para consolarnos de un mal día. 
Con demasiada frecuencia echamos mano de la "comida basura" o practicamos lo que se llama cocina de superviviencia ( filete a la plancha con patatas fritas, fiambres con pan, vaso de leche y ensalada de bolsa... ) Lo justo para no quedarnos con hambre, pasar poco tiempo en la cocina y acabar rapidito...




Hay demasiadas personas que pudiendo hacerlo bien, comen fatal, por falta de tiempo, por desidia o incluso, porque no son conscientes de la importancia de la dieta en la salud y en muchas facetas de nuestra vida.
Demasiados niños que nunca han probado un bizcocho casero, ni un buen potaje o plato de legumbres cocinado "como Dios manda". La única fruta que toman son zumos "de bote" que lo único que hacen es aportarles grandes cantidades de azúcar y muy poca fibra o vitaminas.
Para el recreo, bollería industrial, por supuesto, más cómoda y con la que no protestan.
Así estamos como estamos. Echamos un vistazo a nuestro alrededor y cada día hay más jovenzuelos y jovenzuelas con un importante sobrepeso, que además de provocarles tremenda infelicidad, les ocasionará en la edad adulta muchísimos problemas de salud.





¿Por qué no aprovechamos las posibilidades que tenemos a nuestro alcance?
En la mayoría de los países europeos, por no hablar del resto del mundo, no disponen de la variedad de productos, legumbres, frutas, hortalizas frescas, harinas integrales, jamón, vino, aceite de oliva virgen, etc... Ni mucho menos a los precios que aquí por suerte disfrutamos.
Así que... deberíamos valorar lo que tenemos y aprovechar estas ventajas para ganar en salud y bienestar.




¿Por qué hay ciertos alimentos que influyen directamente en nuestro estado de ánimo y nos hacen sentirnos mejor, más felices?
Pues señoras y señores, una vez más, las hormonas, aminoácidos y similares sustancias químicas entran en juego.
Hay ciertos alimentos que tienen la capacidad de activar los mediadores cerebrales que nos hacen sentir bien, aumentan nuestra autoestima, disminuyen la sensación de dolor y nos provocan placer y bienestar. Teorías apoyadas por la biología y la ciencia.




Científicos del conocido ITM ( Instituto Tecnológico de Massachussets ) afirmaron tras sus estudios que los nutrientes contenidos en cierta clase de alimentos son capaces de afectar a nuestro proceso cerebral ( pensar, sentir... ). Por lo que nuestra dieta influye en nuestro rendimiento físico e intelectual,, en nuestro equilibrio emocional.
Es conocido el papel de la "serotonina" y de las "endorfinas", "dopamina" o aminoácidos como el "triptófano". Hormonas que nuestro cuerpo produce y que nos producen sensación de felicidad, mejoran la calidad y cantidad del sueño, nos producen placer, aumentan nuestro nivel de tolerancia al dolor, prolongan el buen humor, etc...





Con el consumo de determinados alimentos de modo regular, está demostrado que podemos estimular la producción de estas hormonas y aminoácidos que nos provocan esta sensación de bienestar.
Esto es lo que propone este movimiento gastronómico denominado "Mood Food".
Nos anima a elaborar una dieta rica en "alimentos para la felicidad".
No hay recetas mágicas ni extrañas combinaciones, simplemente la pura lógica y el conocimiento de los elementos que componen cada alimento. Saber lo que comemos.





Recuperar o descubrir el placer de elaborar nuestros menús, la lista de la compra, cocinar casero con buenos productos y sabiendo los nutrientes que cada alimento nos aporta.
Darle la importancia que tiene a nuestra dieta y a la de los niños a nuestro cargo. Estamos enseñando a comer a pequeños que un día serán adultos y desde la infancia se establecen los buenos o malos hábitos, condicionando en buena medida la salud futura. No todo es herencia genética, la dieta cuenta y mucho!!!




Os animo a investigar sobre "Mood Food".
El sociólogo, científico del CSIC y divulgador científico experto en nutrición y gastronomía, Miguel Ángel Almodóvar, es el principal defensor en España de este movimiento gastronómico.
Su libro "La Cocina de la Felicidad" (Oberon), nos explica detalladamente las bases para una alimentación saludable que potencie nuestro bienestar.
Es un libro interesantísimo, en el que además, 16 cocineros prestigiosos nos muestran sus recetas elaboradas con "alimentos para la felicidad", ingredientes felices.
Dieta omnívora, rica en vegetales, frutas, legumbres, pescado azul y pobre en proteínas vegetales, carnes rojas, leche, grasas trans y refinados.




A modo de ejemplo:
Almendras: contienen triptófano, que aumenta la producción de serotonina, por tanto, placer.
Naranjas: Vitamina C. Disminuye la sensación de nerviosismo y ansiedad.
Nueces: contienen selenio, que aumenta nuestra energía.
Espinacas: gran contenido en ácido fólico, que entre otras cosas, disminuye la ansiedad.
Chocolate negro: estimulante del sistema nervioso, produce sensaciones placenteras.
Tomate: rico en fenilalanina, neurotransmisor relacionado con el ánimo y placer.




Plátano: rico en potasio, entre otros nutrientes, aporta bienestar.
Piña natural: gran poder antiinflamatorio.
Sardinas en aceite: ricas en calcio y ácidos grasos Omega 3, que benefician a nuestro sistema nervioso.
Vino: estimula, relaja y proteje frente a enfermedades cardiovasculares ( siempre consumido en dosis moderadas ).
Guindilla: Estimula la producción de endorfinas, responsables de la sensación de bienestar y placer.
Legumbres: actúan aumentando la serotonina, que nos ayuda a mantener el buen humor y mitigar la sensación de dolor.




En definitiva. Vida saludable basada en la actividad física y la dieta elaborada con ingredientes estimulantes de la felicidad. 
Sí a la dieta mediterránea. Sí al placer de cocinar casero. Sí a buscar la felicidad y el placer de comer sano y bien.
Mirarse al espejo y gustarse por vernos bien y sentirnos sanos... No tiene precio!!!
Absolutamente fan de "Mood Food".