Bienvenid@ a mi mundo !

Cuestión de autoestima.

By 14:15 , ,


Siempre se dice que la autoestima es muy importante. Que la vida " se la comen" los que la tienen alta, los que van sobraditos y no tienen problemas con estas cuestiones. Confían es sí mismos y son capaces de desarrollar todo su potencial
Se saben sacar más partido, aunque dispongan de menos cualidades naturales que otros con la autoestima más baja...
Estoy convencida de que es así.
Pero... ¿Qué es la autoestima? ¿Cómo se forma la autoestima en las personas? ¿Es la misma durante toda la vida o va cambiando ? ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra autoestima?




La autoestima es la percepción emocional que las personas tienen acerca de sí mismas.
La valoración que hacemos de nosotros mismos.
Viene determinada por la familia, la educación recibida y la interacción con las demás personas, las experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de nuestra vida.
Esta autovaloración es muy importante. De ella depende que crezcamos como personas desarrollando todo nuestro potencial.
La autoestima produce gran impacto en nuestra vida diaria, ya que influye en nuestros pensamientos, deseos, metas... y nos permite encarar las dificultades y obstáculos de la vida con una u otra perspectiva.





La autoestima nos hace sentirnos valiosos, queridos, personas válidas y capaces o... lo contrario.
Las personas con alta autoestima son capaces de resolver los problemas y retos de la vida diaria y enfrentarlos con positividad y energía.
 Por el contrario, las que tienen baja autoestima se autolimitan y suelen fracasar.





¿Cómo se forma la autoestima?...  
El concepto que tenemos sobre nosotros mismos se va formando poco a poco desde la infancia.
La opinión que sobre nosotros tienen los demás nos hace formarnos desde pequeños una opinión sobre nosotros mismos, reflejo de dicha opinión de los demás.
Las experiencias vividas desde la infancia y los sentimientos, nos producen una sensación de valía o incapacidad acerca de nosotros.
A partir de las experiencias de aceptación o rechazo de los que nos rodean, comenzamos a crearnos una opinión o idea sobre nosotros mismos.




Un niño que durante su infancia ha desarrollado una fuerte autoestima, no tendrá problemas para superar la difícil etapa de la adolescencia, en la que todos estamos buscando quiénes somos y cual es nuestro lugar en el mundo y pasamos de alguna manera por una etapa de búsqueda y crisis. 
Los padres, profesores y figuras de autoridad que nos rodean desde pequeños, influyen en la idea que desarrollamos sobre nosotros mismos.
Todos tenemos problemas de autoestima en algún momento de nuestra vida.
La imagen que tenemos de nosotros mismos no es algo fijo e inamovible, sino que va cambiando a lo largo del tiempo.





Características de las personas con baja autoestima:
Tienden a comportarse de un modo en el que queda reflejado el bajo concepto que tienen de sí mismos.
Buscan siempre las opiniones de los demás, mostrando falta de decisión y de confianza en sí mismos.
Necesitan contar siempre con alguien que ellos estiman más fuerte y de su confianza, sin el que no saben tomar decisión alguna, con lo que la dependencia aumenta sin cesar.
Tienen miedo de enfrentarse a nuevos retos, con lo que ellos mismos se autolimitan.






Las personas con baja autoestima tienen una visión distorsionada de ellos mismos y suelen ponerse exigencias demasiado elevadas, son muy perfeccionistas.
Ven los extremos, sin término medio. todo o nada.
Se autoacusan y encuentran culpables de todo.
Se comparan constante y negativamente con los demás con lo que generan frustración.
Sienten que son víctimas desamparadas, que no tienen control sobre nada y que ellos son los únicos responsables de todo y todos.





Suelen utilizar términos peyorativos para referirse a sí mismos, en lugar de describir un hecho u error aislado concretando el momento en que sucedió.
Todos estos comportamientos y pensamientos de la persona con baja autoestima interfieren de modo negativo en su vida, afectan al estado de ánimo, al trabajo, a las relaciones sociales.
La baja autoestima nos hace carecer de fe en nosotros mismos, autolimitarnos, ponernos metas inadecuadas, tener problemas emocionales...





Las personas con una buena autoestima rinden más en el trabajo y estudios, tienden a pedir ayuda en el momento en el que la necesitan, tienen mejores relaciones sociales, alcanzan más fácilmente sus objetivos, viven la vida más plenamente y siempre son más felices.
Hay personas que nos rodean y suponen "relaciones tóxicas", nos anulan, destruyen nuestra autoestima. de su boca sólo salen críticas destructivas, reproches, negatividad.
Debemos identificarlas y alejarnos lo más posible de tales sujetos "ladrones de autoestima".




¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra autoestima?
Nunca es tarde para intentar subir nuestra autoestima.
Cuándo la herida emocional es demasiado profunda o duradera, a veces es necesaria la ayuda de un profesional, que nos guía y nos muestra el camino para aprender a querernos, a valorarnos y a vernos como personas únicas e irrepetibles.





Para mejorar nuestra autoestima debemos:
Aprender a querernos, a valorarnos, a tratarnos con respeto y consideración.
Cortar las relaciones con personas "tóxicas", destructoras de autoestima.
Ponernos a nosotros mismos en primer lugar. Somos importantes.
 La máxima: " yo estoy mal para que el otro esté bien", no es válida, debemos descartarla.
Debemos invertir tiempo en nosotros mismos, en nuestro bienestar físico y emocional.
Alimentación saludable, deporte, que genera endorfinas, incrementa la energía y los pensamientos positivos.
 Hacer relajación y meditación, que nos conecta con nosotros mismos y ayuda a reducir el estrés. 





No compararnos con nadie. Somos seres únicos e irrepetibles.
Abandonar la idea de que todo lo que hacemos debe ser y estar perfecto. La perfección no existe, es una noción artificial, creada por los medios y la sociedad en la que vivimos. Nadie es perfecto.
Aprender a identificar nuestra voz interior negativa y silenciarla.
Convertir lo negativo en positivo. Adoptar una actitud positiva ante las distintas circunstancias que la vida plantea. Tratar de tener sentido del humor.




No tomar las críticas de los demás como algo personal, sino como un consejo del que siempre podremos aprender algo y sacar provecho. ver la parte positiva.
Debemos hacer un "planning" y esforzarnos por cambiar las cosas que no nos gustan de nosotros mismos. con metas claras, concretas y posibles de realizar.
Establecer los pasos a seguir para conseguir esas metas que nos hemos propuesto.
Pensar de forma constructiva y olvidar la constante autocrítica.
Celebrar los pequeños logros que vayamos consiguiendo, sin centrarnos en los fracasos, para no autolimitarnos.
Creer en nosotros mismos, puesto que somos dueños de nuestra propia vida y todo depende de nosotros finalmente.
Mantener la confianza y el amor propio alto. 
Añadir a nuestro pensamiento frases, lecturas, personas positivas y motivadoras.


                                                                   Rosana: SI tú no estás aquí"

                                                      

También te podría gustar

0 comentarios