Bienvenid@ a mi mundo !

Buenas maneras. Saber estar.

By 13:18 , ,

Tener buenas maneras y buena educación, saber estar; no significa ser una persona estirada ni prepotente.
No significa haber asistido a los mejores colegios ni tener muchos conocimientos.
Significa saber comportarse correctamente en cada situación de la vida, respetar al prójimo, no creerse en la posesión de la verdad absoluta. Respetar las ideas de los demás aunque sean diferentes a las nuestras.




No nacemos con buenos modales, sino que los adquirimos a lo largo de nuestra vida y son reflejo de lo aprendido en el hogar desde niños.
Los buenos modales y el saber estar son indispensables para desenvolvernos con soltura en la vida diaria, ser valorado y apreciado por los demás, ser una persona íntegra, en toda la dimensión de la palabra.
Los buenos modales hacen que la relación entre las personas sea más agradable y sencilla.





Tener buenos modales no está ni estará nunca pasado de moda. 
Nunca debemos avergonzarnos de seguir las normas de buena educación ni obrar con corrección, aún estando entre gentes que no obran de la misma manera.
Nadie puede resultar ofendido nunca porque le traten con cortesía y corrección, salvo que tengan problemas mentales o estúpidos prejuicios ( oídos sordos...)





La primera impresión que causamos a los demás es de vital importancia y puede abrirnos o cerrarnos muchas puertas.
Nunca tendremos una segunda oportunidad de dar una primera impresión favorable. 
Comunica lo que somos y se produce en apenas unos minutos, por lo que debemos prestar atención a nuestra apariencia si lo que nos interesa es transmitir confianza, seguridad, entereza.
Debemos prestar atención al detalle: ropa, peinado, maquillaje... y elegir la indumentaria adecuada a cada ocasión.
No podemos acudir igual a una ceremonia, entrevista de trabajo, al cine o a una barbacoa campestre. Saber estar significa acertar y elegir la indumentaria adecuada para cada momento.




Acertar es:
-Pedir las cosas siempre por favor y dar siempre las gracias.
- Saludar al llegar y despedirnos con corrección cuándo nos marchamos.
- Pedir disculpas si cometemos un error o causamos perjuicio a alguien.
- Respetar el espacio íntimo del otro, la distancia en la que el otro se siente seguro y cómodo sin intromisiones de los demás.
- Hablar en un tono de voz suave y sin utilizar palabras malsonantes.
- Ceder el asiento a personas mayores o en situación de inferioridad física.
- Aprender a escuchar a los demás.




- Prestar atención a nuestra indumentaria, cuidando el detalle
pelo limpio y cuidado, manicura lo más perfecta posible, zapatos impecables, maquillaje discreto, ropa limpia y bien planchada, sin diseños extravagantes ni excesivas florituras.
- El lenguaje gestual y corporal es importante cuándo apreciamos la buena educación y las buenas maneras:
mantener contacto visual prolongado cuándo empezamos a conocer a alguien se interpreta como señal de hostilidad o deseo de llegar a tener un contacto más íntimo. Lo correcto es no mantener la mirada más de  lo que socialmente se considera correcto.
- No es correcto interponer barreras ( gafas oscuras ) cuándo estamos hablando con otra persona. es importante el contacto ocular durante la conversación.





- Mantener los brazos cruzados o el cuerpo echado hacia atrás, se interpreta en el lenguaje gestual como un gesto cerrado, una barrera que se interpone ante los que nos rodean, es un gesto de hostilidad o actitud negativa.
Por el contrario, mantener los brazos extendidos, las piernas descruzadas y cierta inclinación hacia adelante, implica un gesto positivo, actitud abierta, señal de franqueza y accesibilidad, buena disposición a comunicarnos.




Nuestros modales en la mesa son reflejo de nuestra buena o mala educación y no pasan nunca inadvertidos a la persona observadora.
Una persona que se comporta incorrectamente en la mesa ofrece a los demás una imagen negativa y de inexperiencia, con bajo nivel de educación y escasa capacitación profesional.
Por el contrario, las personas que saben estar y comportarse con corrección, demuestran su distinción y elegancia. dan una imagen siempre positiva, por ello es tan importante conocer las normas básicas de comportamiento en" mesa y mantel".




-Ceder el paso cordialmente a la entrada.
- Ofrecer a los demás que pidan antes.
- Sentarse correctamente ( no demasiado cerca de la mesa, tomando como referencia correcta la caída del mantel ), la espalda erguida y los antebrazos sobre la mesa ( nunca debajo del mantel ), los codos ligeramente pegados al cuerpo.
- No prestaremos excesiva atención a las mesas adyacentes ni utilizaremos el móvil durante la cena o comida ( pidiendo disculpas si es extrictamente necesario utilizarlo ).




- No debemos fumar entre plato y plato ( ni aún fuera del local), resulta de pésima educación.
- Hablaremos en un tono de voz suave, no demasiado alto.
- La servilleta se coloca sobre el regazo y al terminar de comer se deja ligeramente "arrugada" a la derecha del plato.
- La comida comienza cuándo el anfitrión o anfitriona desdoblan su servilleta, la colocan sobre el regazo y comienzan a comer.




- Durante la comida mantendremos los cubiertos cruzados dentro del plato mientras comemos, hablamos o bebemos. Al terminar de comer, lo correcto es colocarlos en paralelo.
Un jefe de sala, un maitre o cualquier persona experimentada se dará cuenta enseguida de si sabemos o no sabemos las normas correctas.
- Cuándo nos sirven el vino nunca debemos levantar la copa para acercarla a la botella. Lo correcto es dejarla sobre la mesa.
Luego la tomaremos por el tallo para no calentar la bebida. 




- Nunca diremos: - Que aproveche o  - buen provecho. 
Está obsoleto e incluso puede resultar vulgar. Además casi siempre obligaremos a la persona a contestarnos cuándo está masticando tranquilamente.
- Son los alimentos los que se llevan a la boca y no al contrario.
 Pondremos en el tenedor o cuchara la cantidad suficiente para no llenarnos excesivamente la boca y masticaremos con la boca cerrada.
- Durante la comida o cena charlaremos con todos los comensales, no sólo con nuestro vecino más próximo.




Por actuar educadamente y con corrección nunca nos pondremos en evidencia ni haremos el ridículo, sí por actuar incorrectamente. 
Si conocemos las normas de urbanidad, si sabemos estar, somos libres de aplicarlas o no.
 Por el contrario, el que no las conoce se pone en evidencia rápidamente y da una mala imagen de sí mismo.
Considero que hay muchas cosas importantes en la vida. la más importante es ser buena persona y tener buen corazón. 
Ello no está reñido con formarse para ser una persona íntegra y desenvolverse con seguridad y soltura en todos los ámbitos de la vida.
Siempre digo lo mismo... la información nos da seguridad y nos hace más libres.



                                           Francisco Céspedes: "Nadie como tú"

                                                                           

También te podría gustar

1 comentarios

  1. Muy interesante.. lo cierto es que a muchos no les vendría mal un buen recordatorio. Bss

    recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar